El campo de fútbol es visitado con frecuencia por personas que hacen deporte y familias con niños que aprovechan este lugar al aire libre como esparcimiento. Poco a poco estamos viendo cómo se está transformando en un vertedero, pues hay un espacio extenso lleno de escombros y otros residuos que no debieran alojarse ahí, y que es el sitio donde siempre van a parar balones. Una verdadera vergüenza que esto se esté permitiendo.

El campo de fútbol es visitado con frecuencia por personas que hacen deporte y familias con niños que aprovechan este lugar al aire libre como esparcimiento. Poco a poco estamos viendo cómo se está transformando en un vertedero, pues hay un espacio extenso lleno de escombros y otros residuos que no debieran alojarse ahí, y que es el sitio donde siempre van a parar balones. Una verdadera vergüenza que esto se esté permitiendo.